martes, 22 de marzo de 2016

Los viajes de Gulliver



Como ahora mismo no tengo blog en el que publicar voy a aprovechar el blog del club para hacer las reseñas, si volveré o no a abrir uno sólo el tiempo lo sabe.

Esta reseña abre una nueva etapa en el Club de Lectura en la cual pasamos a leer libros de manera bimensual. Gente más sensata habría liquidado el club sin piedad después de tantos años leyendo a la deriva, sin duda, pero sucede que en nuestro caso todo lo que podría haber separado la lectura ha sido compensado por un cariño mutuo nacido del sufrimiento que ha generado la misma, además de un sentimiento de pertenencia que nos impide darle el golpe de gracia. De esta manera, seguramente, hemos conseguido convertirnos en el primer club de lectura cuyo objetivo es leer menos. Así somos.

De rebote, nos hemos puesto una serie de reglas para la selección de los libros, de las que no me quiero ni acordar, que, por supuesto no hemos cumplido. Alguna de ellas tenía algo que ver con leer clásicos, o algo así, por lo que mi elección fue el libro que paso a reseñar, “Los viajes de Gulliver” de Jonathan Swift, un libro que, por un motivo u otro, no había leído y que me apetecía leer. Cuando uno piensa en “Los viajes de Gulliver” inmediatamente rememora la historia que todos conocemos de Gulliver varado en las playas de Liliput rodeado de seres diminutos, un cuento de aventuras que asociamos al público infantil, pero, sin embargo, “Los viajes de Gulliver” no es un cuento infantil, tal vez ni siquiera es un libro de aventuras a pesar de todo, porque las aventuras de Gulliver no son más que una tapadera tras las que esconder un tratado de crítica social destinado a un público adulto.

La Editorial Juventud hace esta pequeña reseña: “Publicados en 1725, Los viajes de Gulliver relatan los cuatro viajes sucesivos de un cirujano y capitán de barco a Liliput, un país de hombres diminutos, a Brobdingnag, un país de gigantes; a la isla voladora de Laputa que gobierna sus territorios desde el aire; y finalmente al país de los Houyhnhnms, donde los seres inteligentes no son los hombres, sino los caballos. Estos relatos de viajes y aventuras de apariencia inocente, donde el viajero va relatando sus vivencias a lo largo de su camino, son en realidad una sátira despiadada sobre las estructuras y la cultura de la sociedad de la época y una meditación sobre la capacidad de perversión de la especie humana.”

Si soy sincero la primera parte del libro, correspondiente a los dos primeros viajes, me ha aburrido soberanamente, posiblemente porque Swift no tiene la mínima pereza en realizar una serie de descripciones de todo lo que Gulliver ve que aburre a las ovejas. Sin embargo, a medida que la historia avanza el escritor se va creciendo, de manera que en el tercer viaje hace una crítica estupenda de todo lo que en nombre del progreso y de la modernidad atenta contra el sentido común, una crítica completamente vigente a día de hoy, para rematar en el cuarto viaje con una crítica feroz a la política pero sobre todo a los políticos. Es realmente brillante ese mundo en el que los seres humanos se convierten en animales irracionales que no dejan de ser alimañas en un mundo gobernado de forma sensata por los caballos.

La verdad es que he terminado desconcertado al terminar el libro, porque si bien Swift pasa por un clérigo conservador la verdad es que lo que en “Los viajes de Gulliver” escribe muchas veces indica lo contrario. Es cierto que en su momento tuvo que publicar el libro bajo seudónimo, lo cual indica que posiblemente se estaba jugando algo más que su reputación, algunos pasajes hoy los firmaría un socialista e incluso una feminista, para que os hagáis una idea os dejo algunos pasajes que he subrayado.

“Igualmente pretendía que a todo senador del gran consejo de un país, una vez que hubiese dado su opinión y argüido en defensa de ella, se le obligase a votar justamente en sentido contrario; pues si esto se hiciera, el resultado conduciría infaliblemente al bien público.”

“Le expliqué que los ricos gozaban el fruto del trabajo de los pobres, y los últimos eran como mil a uno en proporción a los primeros, y que la gran mayoría de nuestras gentes se veían obligadas a vivir de manera miserable, trabajando todos los días por pequeños salarios para que unos pocos viviesen en la opulencia.”

“La templanza, la diligencia, el ejercicio y la limpieza son las lecciones que se prescriben por igual a los jóvenes de ambos sexos, y mi amo pensaba que era monstruoso que nosotros diésemos a las hembras educación diferente que a los machos, excepto en algunos puntos de organización doméstica. Razonaba él muy atinadamente que por este medio una mitad de nuestra especie no servía sino para echar hijos al mundo, y que entregar el cuidado de nuestros pequeños a esos inútiles animales era un ejemplo más de brutalidad.”

Como siempre encontraréis otras opiniones, seguramente mucho más razonadas, en las reseñas de DesgraciaítoCarmenPaula y MG, ¡corred a leerlas!.

domingo, 3 de enero de 2016

Libros 2016

Nuevo año, el quinto de club, y ya tenemos el nuevo programa. Nosotros seguimos el principio de “o calvo o con tres pelucas”, de manera que si el año pasado leímos 15 libros en el Club, este año hemos decidido elegir solamente 6. De esta forma nos damos dos meses para poder escoger tranquilamente el buen momento para empezar cada título. Se trata de una de las muchas precauciones que hemos tomado para evitar tirar algún libro por la ventana. 

Además de la precaución anterior, hemos puesto algunos filtros en la elección de este año. El primer filtro es que el libro tuviera algunos años de solera. Creemos (o al menos lo cree uno de nosotros), que si un libro sobrevive al menos 50 años en las librerías, si un libro ha sido leído por varias generaciones, será porque lo merece y tiene más probabilidades de gustarnos a todos.

El segundo filtro es que el libro sea corto, y hemos puesto como barra 300 páginas. La razón es que un libro de 300 páginas que no te gusta es más fácil de acabar que uno de 500, porque dejar un libro a medias no nos gusta a ninguno, pero a la fuerza ahorcan, amigos.

Por supuesto nos hemos saltado las reglas, que para eso somos el club de lectura más loco de la blogosfera. Incluso de la biosfera, si me apuran. 

Cada uno de nosotros ha elegido un libro. ¿Y el sexto? Pues el sexto lo ha elegido la madre de Pau, que lee todos los libros que elegimos. Ah, las madres. Sobre el orden elegido mejor no pregunten, porque quien esto escribe no sabría explicar el método que eligió la rubia del grupo.

No os diremos qué libro ha elegido quién. Si nos vais conociendo, seguro que lo adivináis. Pero si queréis hacer una apuesta por anticipado, se abre un pequeño concurso y, el que acierte, tendrá como premio la invitación para escribir 3 post de cada libro a lo largo del año.

Bien, pues los seis libros elegidos este año son:

Para el 1 de marzo

Jonathan Swift, Los Viajes de Gulliver.
Escrito en 1726.

Para el 1 de mayo

Nicolas Maquiavelo, El Príncipe.
Escrito en 1513

Para el 1 de julio

Charles Dickens, Grandes esperanzas.
Escrito en 1860

Para el 1 de septiembre

Hans Magnus Enzensberger, La gran migración.
Escrito en 1992

Para el 1 de Noviembre

John Williams, Butcher's crossing.
Escrito en 1960

Para el 30 de diciembre

Juan Valera, Pepita Jiménez.
Escrito en 1874




sábado, 2 de enero de 2016

¿Por qué fracasan los países?

Aunque parecía imposible, hemos llegado al último libro de 2015. Nada menos que quince libros y he conseguido leerlos todos. Que no es ninguna tontería.

Para acabar el año, hemos optado por algo ligero. Nada menos que 600 páginas de dos señores con una única teoría de por qué fracasan los países. Y están tan seguro de que su teoría es correcta que nos ponen medio millón de ejemplos que, ¡oh, casualidad! les dan la razón.

Me ha parecido un rollo macabeo de libro. Igual es que soy demasiado lista para ser rubia, pero con el segundo ejemplo ya había captado la idea: cuanto más democrático seas, mejor te va a ir. No me explico cómo no estamos a la cabeza de la civilización occidental. Tampoco me explico lo de China, pero es que igual es que no soy tan lista. Sinceramente, tampoco me interesa tanto el tema.

Lo mejor que tiene es que el 15% del libro son notas bibliográficas y agradecimientos y eso que te llevas. Yo lo he leído casi como un castigo, un 5% diario, a primera hora, en el camino de ida al trabajo, para empezar el día con alegría. 

Podría haber sido interesante si no se hubieran regodeado en contar lo mismo una y otra vez y si no se hubiesen remontado a los antiguos mayas para explicar cuánta razón tienen.

He marcado algunas cosas pero ahora me parecen muy aburridas como para volver a copiarlas.

Como siempre, tenéis otras reseñas con más enjundia en los blogs de CarmenPaulaNewland y Desgraciaíto. Y algún día conseguiremos cuadrar las agendas para hablar un rato de libros.

Para 2016 el plan pasa por leer menos libros juntos. Esperemos que al menos sean mejores.


martes, 1 de diciembre de 2015

A cien millas de Manhattan

Otra vez sin blog, y esta vez del todo. Como sólo quedan dos libros pondré aquí las reseñas

Penúltimo libro del club de tortura lectura del año. Casi no me creo que hayamos llegado hasta aquí. Ha costado, ha sido a ratos muy trabajoso y no tengo claro si leeré entero el libro del mes que viene, pero aquí estamos, a 1 de diciembre, con prácticamente todo hecho. 

El libro de este mes era completamente desconocido para mí, sí conozco a Guillermo Fesser y sabía que durante una temporada vivió en Estados Unidos pero no conocía la existencia de este libro ni de la sección de radio del mismo nombre, así que tampoco esperaba nada en concreto.

Dividido en doce capítulos, uno por mes, Fesser utiliza como excusa su vida de expatriado en Estados Unidos para contarnos un montón de anécdotas, a veces muy apropiadas y otras veces tan traídas por los pelos que no sabes a santo de qué te han empezado a contar esto. Y claro, unas te interesan y otras nada. Al final acabé pillándole un poco el punto cuando estaba a punto de terminar el libro, una pena, si se lo hubiera pillado antes seguramente me habría gustado más, porque la verdad es que no me ha entusiasmado, aunque tampoco es un horror.

Sensaciones que he tenido en distintos momentos del libro, algunas pronunciadas en voz alta en el transporte público

- Pero, ¿y esto qué narices tiene que ver?
- Oh, sí, venga, que sí, que eres superespecial, que ya lo sabemos.
- Al ver que unos esclavos se reVelaron, ¿pero esto es que no lo revisa nadie?
- Al leer "echa la ley, echa la trampa"...si tuviera el libro en papel le metía fuego.
- Al terminarlo "venga, majo, hasta otro rato."

Me he quedado bastante igual, pero si tuviera que decantarmen por bien/mal, creo que diría que bien. Es ameno, a pesar de que creo que tiene poca gracia y poco acierto con las historias que elige, pero es un libro que no es desagradable de leer, no te quita las ganas de vivir, sin grandes alardes literarios ni de profundidad en las cosas que cuenta. Y eso hace que sea también un libro fácil, que no agrede ni ofende ni por sus temas ni por cómo los cuenta, quitando las dos faltas de ortografía más bestias que he visto en mucho tiempo.

Pero he aprendido algo muy importante, convertir la temperatura: multiplicas por dos, le corres la coma, restas segundo del primero y le sumas treinta y dos.

Total, que no es gran cosa pero que tampoco te mueres del horror. 


Como siempre, tenéis otras reseñas con más enjundia en los blogs de CarmenPaulaNewland y Desgraciaíto. Y quizás haya podcast en el algún momento. O no, porque yo ya no estoy segura de nada.

martes, 6 de octubre de 2015

Proyecto Podcast 2x01: El lugar más feliz del mundo, Vestido de novia y El país imaginado

No hay duda de que, para variar, ha sido un buen verano lector en este, nuestro Club de lectores 2.0, ¡albricias! En este primer capítulo de la segunda temporada, nuestros aguerridos lectores comentan los tres últimos libros compartidos en verano y, como es costumbre, recomiendan alguno otro más para que quien nos escucha tenga siempre mucho donde elegir.


El lugar más feliz del mundo

Vestido de novia

El país imaginado

jueves, 1 de octubre de 2015

La noche en que Frankenstein leyó el Quijote

El primer libro de otoño del Club de lectores 2.0 es un compendio de curiosidades literarias llamado La noche en que Frankenstein leyó el Quijote del autor superventas de novela histórica Santiago Posteguillo.

A continuación, te dejamos la sinopsis con la que la editorial Planeta, que publica el libro en España, nos presenta este libro:
¿Quién escribió las obras de Shakespeare? ¿Qué libro perseguía el KGB? ¿Qué novela ocultó Hitler? ¿Quién pensó en el orden alfabético para organizar los libros? ¿Qué autor burló al índice de libros prohibidos de la Inquisición? Estos y otros enigmas literarios encuentran respuesta en las páginas de La noche en que Frankenstein leyó el Quijote, un viaje en el tiempo por la historia de la literatura universal de la mano de Santiago Posteguillo, uno de los novelistas históricos más reconocidos por la crítica y el público de los últimos años. Y un profesor de literatura…poco convencional.
Y aquí abajo podéis leer lo que nuestros lectores residentes han dicho en sus blogs al respecto de este libro:



Nos vemos el 1 de noviembre con Un árbol crece en Brooklyn de Betty Smith, la novela que más soldados norteamericanos leyeron en el frente durante la Segunda Guerra Mundial.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

El país imaginado

Durante la segunda quincena de septiembre, los aguerridos lectores de este, nuestro Club de lectura 2.0, le han dado un vuelco a la imaginación y se han ido a un sitio remoto del lejano oriente a una época lejana anterior a la primera guerra mundial, todo ello para visitar El país imaginado del autor argentino Eduardo Berti.

A continuación, te dejamos la sinopsis con la que la editorial Impedimenta, que publica el libro en España, nos presenta esta novela:
Imbuida de una atmósfera mágica, de delicados elementos que prefiguran lo que ha de ser el país imaginado, esta bella historia nos traslada a una China de principios del siglo XX repleta de fantasmas, de bodas entre vivos y muertos, de supersticiones y ritos ancestrales. En medio de todo ello se encuentra la protagonista, una joven que vive atemorizada por el compromiso nupcial que para ella desean pactar sus padres y que, mientras, solo tiene ojos para la hija de un vendedor de pájaros ciego, la hermosísima Xiaomei, con quien inicia una tímida relación de amistad y dependencia. En sus citas en el parque al que los ancianos van a pasear a sus pájaros, las dos descubren la importancia de lo que se cuenta y de lo que no, de la lealtad y de la belleza, con todo su poder para huir de los abismos abiertos por los demás.

Y aquí abajo podéis leer lo que nuestros lectores residentes han dicho en sus blogs al respecto de esta novela:



Nos vemos el 1 de octubre con El día en que Frankenstein leyó el Quijote de Santiago Posteguillo y un poco antes con el nuevo podcast de la nueva y flamante temporada donde, por una vez, todos los libros han tenido cierto éxito ¡albricias!